6 de enero de 2008

LA SOMBRA (CUENTACUENTOS)


Los muertos no necesitan aspirina y los tipos como yo que estamos en una fase entre el coma y la muerte mucho menos. Eso no quita que me duela la cabeza, me duele la cabeza muchísimo, cada día, cada minuto, cada segundo.

Todos los pensamientos revoletean por todo mi ser esperando su turno pacientemente para ser analizado y formar parte de ese embrollo que sin sentido forma un puzzle infinito.
Incluso esta historia no tiene sentido, ni tampoco necesita aspirinas, solo un soplo de amor que sinceramente le falta para respirar vivamente y abrir los ojos.

El tiempo transcurre entre rápido y lento en la cansada alma que postrada en si misma no encuentra ese puntito blanco entre tanta negrura.
La soledad me embarga, me inunda, me traspasa, se apodera de mi, y sin ayuda no puedo respirar el aire.

Sin prisa pero sin pausa la sombra agitada que se fue regresó del más recóndito infierno para vengarse de mi escapatoria anterior. No me dejará en paz hasta conseguir que desista de toda lucha moral por el bien de mi alma. La sombra tampoco necesita aspirinas.

Quizás la única aspirina que mi cuerpo y yo estaríamos dispuestos a tomar es la de ese beso que dura únicamente un segundo y del cual deseas que ese segundo sea eterno.
Sucesivos abrazos y caricias que rematen a la sombra y su contradictoria forma de hacerme mover por el mundo.

La sombra no ve luz, ve oscuridad, no siente paz, siente amargura, no siente tranquilidad, procesa impaciencia y nervios, bajo su forma transparente se esconde para que los demás no puedan verla ni detectarla, incluso puede ser cristalina si lo desea.

¿Como se combate aquello que no se puede arreglar con una aspirina?

Diganmelo ustedes mientras yo sigo postrado, sordo y con el alma en vilo.

Un Saludo.
Andrés.

Mas y mejores historias en CUENTACUENTOS.

12 comentarios:

MARISELA dijo...

Yo también creía en el amor como el mejor remedio para todos mis males, hasta que descubrí que era un virus muy perverso que te cala hasta los huesos y va acabando contigo poquito a poco.
Una historia arrancada del fondo de tu alma, llena de poesía y sentimiento.
Un abrazo y que el año te traiga lo que más desees.

Sureña dijo...

Muy buena pregunta la del final..., pero, desgraciadamente, yo tampoco tengo respuesta.

Precioso relato...

Un beso

Jara dijo...

Luchando contra la mente, que es la causante de todos los males.

Jara dijo...

Sus besos recorren mi ser
mientras que mi sangre,
se pierde en el corazón de su alma.

Cosido,
las heridas le dejaron huella.
Mis lágrimas es el alcohol
que cura la llaga.

La sonrisa, rota,
partida en dos
es ahora
mi próximo remiendo.

Intento curarle.
Un beso.
Solo necesita uno.



Esto lo escribí hace más de un año en mi otro espacio. Lo estaba buscando porque me lo recordaste. Ahí te lo dejo.

Anónimo dijo...

En fin, poco puedo decirte y si no acabaría diciéndote lo qeu tu me dices siempre a mi, y eso, no tendría sentido, y solo sería una excusa para poder decir que hice esta vez un triste comentario en tu espacio.
Sabes perfectamente que a veces la oscuridad es algo que ayudamos a crear nosotros mismos. Respecto a un beso, piensa que a lo mejor eso sería tan sólo un consuelo muy momentáneo. Nene, igual necesitamos el amor en mayúsculas, pero eso es algo, que desde el momento que tu mismo lo decidas, sabrás como encontrarlo.
Muchos besos
Tressa

Rose Sepúlveda dijo...

Me encantó! Que sentimiento!!!

Miriam dijo...

Yo creo que con una sonrisa ;)

A veces hay tantos motivos para sonreir que están ahi y que no somos capaces de ver!

un besote!

Disonante dijo...

Yo tengo un remedio bastante sencillo: "Pensar que tus problemas, en el 99% de las ocasiones son despreciables frente a los de otros seres humanos". Solidaridad Psíquica que se llama. Saludos!

FDO: Disonante (Una crítica constructiva hace crecer, una alabanza hace dormir bien)

Niobiña dijo...

Ainssss... Cuanto me he visto reflejada en todo lo que dices...

El sufrimiento, la incertidumbre, la agonía... El deseo de ese beso eterno...

Pero tenemos que aprender a conbatirlo, verdad? Y nosotros podemos hacerlo!!

Besines de todos los sabores y abrazos de todos los colores.

Esther dijo...

Quizá la solución sea no combatirlo.

A veces me pregunto; porque estamos solos? Algunos porque todavía no han encontrado ese segundo maravilloso, otros porque lo han encontrado y se lo han arrebatado y algunos porque somos simplemente gatos heridos.

No busques: ENCUENTRA!! Y aprovecha el camino para aprender, no para combatir!

Un abrazo

Mj dijo...

Se arranca ;)


FAntásticas palabras.

Carlos dijo...

No se combate la sombra, es parte de uno mismo, su presencia da sentido. La no sombra es la nada,lo inexistente.Postrado no,vive! Tu mente lo hace,tus palabras lo expresan,tu pensamiento no cesa,tu alma dialoga con el corazón,todo un universo del que el amor forma parte,pero en el que la parte mas importante eres tú.
Escribiste, ya venciste.
Con el alma en vilo,puede,postrado nunca.
Un abrazo killo