23 de marzo de 2008

A TI...


Hoy te escribo solo a ti...

Es tarde, madrugada de sábado a domingo, he llegado hace poco a casa, mi cabeza no deja de darle vueltas a asuntos pendientes, es como si los sucesos marcaran una pauta de comportamiento hacia un ser de tu misma sangre que pasa por problemas de salud.

Me siento enrarecido, preocupado y a la vez extrañado de mi preocupación, en el fondo es un ser querido, en el fondo tampoco ha cambiado mucho, pero dentro de mi se cuece ese malestar que te deja saber quién eres en realidad y que sentimientos has escondido y sigues manteniéndolos aunque esta vez de manera muy consciente de que sentirlo así tal cual es meramente un producto irreal para mi cuando en realidad no hay nada de irreal, es todo cierto...

Me has estado buscando estos días y no he respondido, he estado absorto entre trabajo, más trabajo y hospital. El ambiente familiar no parece saludable, hay diferencias de criterios que preocupan a adultos, discrepancias tontas que al fin de al cabo solo perjudican a una niña más que inocente.

Sabes, es mi rito, es la costumbre, el silencio digo, estoy tan solo que ya parece que no me acuerde de nadie, el silencio me envuelve, me puede, me traslada....
El silencio soy yo mismo, uno mismo con sigo mismo, esperando siempre que el silencio se vuelva la canción de mis sueños.
Mientras tanto, solo continuo caminando, como todos, escuchando atento y dando mi mano a quien lo necesita...

Me han vuelto a engañar, me han vuelto a usar, es lo que tiene ser un niño bueno, tan bueno que nadie quisiera querer... o eso acabo pensando yo... pero no puedo cambiar lo que soy, mi confianza hacia los demás se rompe, un golpe, solo un golpe para no entender porque la gente tiene la manía de romper la confianza, de mirarme por detrás y nunca a los ojos.

¿Cual es la verdad?
Yo ya solo se que no se nada y que hay un no se que, que, que se yo, que yo que se.

Mundoyas

2 comentarios:

Tormenta dijo...

todo en cuestion de percepciones, encanto. sobre los demás... sobre los demás, en realidad no sabemos nada! (todo el mundo piensa lo contrario, pero, siempre (SIEMPRE), por más que conozcas a alguien, alguna vez te sorprenderá... y no necesariamente para bien)
el caso es que no podemos ser más que conscientes de nosotros mismos (lo cual ya es mucho) y dejar intentar indagar en las razones que llevan a los demas a hacer algo que nos duele, porque dentro de ellos, seguramente existe un razonamiento perfectamente coherente para cada una de sus acciones. La vida es un galimatias tio, y lo mejor es no preocuparse por salir del laberinto, sino más bien de entretenerse por el camino...

pedazo tonteria la que te acabo de meter, pobrecito ^^ (*aaah! se siente, no me hagas pensar antes de comer.)
Un besote cosa guapa. :)

punam-g dijo...

Como siempre, me haces sonreir.Sonreir , ante la ternura que siempre me provocas... ¿ Te llamas a ti mismo silencio? Andres, escucha con atención .... lo que oyes , sólo es puro parloteo, se dice muy poco fuera de ti. ¿ Recuerdas? El mundo es un caos buscado , por eso hablan todos a la vez , para que no se entienda nada. Besos desde el silencio.