20 de diciembre de 2006

EL NIÑO BURBUJA


El niño era extremadamente tímido, vivía en su propio mundo, como en una burbuja impenetrable.
Era flaco, escuchimizado y por la época y los pies planos usaba zapatos ortopédicos. Fue el Hazmerreir de los niños mayores, algunos se aprovechaban para hacerle algún daño como la vez que le tiraron por una escalera abajo.
Una vez en un desayuno comiendo una magdalena se atoró y se negó a comer durante un año cosas masticables. Le daban vitaminas por su delgadez y su endeblez. Cada dos por tres venia con heridas de caídas tontas. Todos lo trataban e retrasado... En la escuela sobretodo...
Ellos le hicieron así... sufrió peleas matrimoniales... su padre, una vez, me imagino que con buena fe, le obligo a escribir con la derecha porque el chico era zurdo y pensaba que no era normal.
Su niñez no fue fácil... porque ese niño seguramente sintió el rechazo que sentiría tiempo después por la vida. No era muy agraciado físicamente, de ser flaco pasó a ser una mole de muchos kilos.
No tuvo el roce que puede tener cualquier adolescente con el sexo, las mujeres siempre le dieron entre miedo y respeto, eran seres intocables, en un pedestal al que el chico nunca pudo llegar.
Pero el tiempo cura heridas aunque resentidas siempre viajan en el alma. Su niñez y pubertad vivida le hicieron ser un ser hiper sensible, de poco dialogo, y no muy sociable. Se conformaba con jugar solo muchas veces a los juegos e la época.
El niño se fue haciendo hombre... Humilde y luchador obrero defensor de sus derechos... el chico demostró que no tenía nada anormal cuando sus desastrosas notas de la niñez se convirtieron en notables demostrando que todo el mundo se equivocaba cuando fue estudiante de formación profesional...
Por suerte o por desgracia siempre sintió la falta de un padre, y miraba a los otros con envidia, incluso con rencor...
el hombre maduró... pasó la veintena sin saber que era un beso de una chica, sin saber tampoco porque los demás tenían esa curiosidad tan rara de drogarse que el no tenía por un sentido de responsabilidad hacia la educación y las normas de su casa.
Tuvo su oportunidad viviendo solo, quizás fueron los años más felices, por las nuevas sensaciones... Pasó por insufribles trabajos donde siempre acababa fuera por la puerta de atrás por ser un rebelde de sus derechos. Aun y todo... el chico siempre vivió para sus adentros... siempre marcado por el pasado... bastante tarde se sintió como un chaval de 15 años al saber y sentir su primer beso, y más tarde sus primeras relaciones sexuales.
El chico a llegado a la 30 habiendo vivido todo eso... y es justo este año el peor de su vida... cuando todo lo vivido, guardado varias décadas decide pasarle factura por no exteriorizar sentimientos, vivencias, historias, alegrías, tristezas, sueños, complejos, etc...

Yo siento que sigue siendo ese niño con el cual se equivocaron... y ahora le toca buscar una salida y cambiar ese pasado de 30 años en unos meses... Cosa difícil... Si uno se siente solo, y el silencio a marcado su vida.

La música es una salida...
La otra podría llegar pronto... pero es tan insegura como su propia vida...

Suerte chico... Tu puedes hacerlo, se tu mismo, no cambies nada, sigue dedicando tu tiempo a los demás, algún día una persona especial hará lo mismo por ti... y podré describir su felicidad.

Un saludo.
Andrés.
La otra está pendiente...

1 comentario:

Conchi dijo...

Gracias por dejarme conocerte un poquito mas.
Felices Fiestas y que la felicidad se adueñe de tu vida.
Un beso, guapísimo.
(Eres un cielo)