19 de diciembre de 2006

FELIZ NAVIDAD...


Sencillamente los momentos pasan, se acercan fechas que para muchos que están lejos de su hogar supone recuerdos y nostalgias. En una fechas donde nos consume el consumismo no pensamos en aquellos que les gustaría sentir el verdadero significado de la mal interpretada NAVIDAD.

Todos los años y quien me conoce de tiempo lo sabe suelo poner en mi escritorio del ordenador un logo que pone "Fuckin Navidad".
Este año no lo he puesto, pero si tengo que decir que no siento odio por estas fechas, si no mas bien pena, tristeza...

Es tan sencillo como todo... creemos conocernos y en realidad conocemos lo que nuestro ego quiere... y mas en estas fechas. Pero la verdad está en que los objetos hoy en día tienen mucho valor para las personas, hoy en día se le da mas valor a un vehículo que a un transeúnte cruzando una calle, es decir, un coche vale más que la vida humana. Compramos la última consola de videojuegos a nuestros hijos porque si no todos se ríen de él, por ser el único que no la tiene, y si la tiene se siente identificado. El ego... llega lejos... llega hasta los niños, es nuestra cultura, y es el engaño que del cual parece que nadie se percata...

El mejor regalo para un niño no es su juguete preferido... yo siento más que el mejor regalo es hacerle sentir compañía, apoyo, abrazos, y todo tipo de sentimientos buenos.
Desde muy atrás en la historia, y aunque pueda ser increíble a existido el materialismo, cuando la realidad es que predicadores como Jesús u otros como Budha, figuras que hoy en día representan religiones hacían y predicaban justo todo lo contrario que las religiones o pensamientos creados a partir de estos personajes nos impartieron e imparten a lo largo de la historia, El pecador, no es alguien que hace algo malo, según su significado en el griego antiguo es una persona que sufre, que es un concepto muy distinto. Estos idolatrados personajes realmente hablaban de un "yo" propio que el tiempo y el ser humano por naturaleza a tergiversado. Un ejemplo fácil de creencia cristiana es el "Baticano" un lugar mas lleno de oro de lo que cualquier persona podría soñar. Mientras hablan de cosas que van más allá de su cultura religiosa como el abortar o hacer referencia mala del uso del preservativo.

Con esto solo quiero decir, que todo se etiqueta, y que todo en nuestra vida es un tanto superficial.
Nuestra vida se rige por el dinero, básico para sobrevivir, pero no para obtener aquello con lo que identificarnos para crear un "yo". Dinero es igual a poder, y el poder es el peor de los egos, cuanto uno mas tiene mucho más quiere, sin importarle en absoluto la vida de cientos de millones de personas.

Ahora llegan las navidades, y mi ejemplo como cada año, no va a ser regalar un perfume, un juguete, o cualquier otra cosa inservible... Voy a regalar mi corazón... mi compañía... y mis sentimientos... el mejor regalo que nadie podrá hacer... Estas son las fechas más señaladas para hacer reflexión de quienes sois, y de que depende vuestro "yo". No regaléis objetos, regalad sentimientos, esos no tienen precio y si mucho valor.

Espero que nadie se ofenda... Ojala algún día lo que llaman "Navidad" vuelva a tener el sentido que siempre debió tener, y ojala a lo largo de la vida encontremos a nuestro "yo" basado en los sentimientos y no en el consumismo y una sociedad engañada por si misma de por vida.

Un saludo a todos, y a todas, y que paséis una felices fiestas con los vuestros, de corazón y desde mi "yo" más profundo...

Andrés.

2 comentarios:

izika dijo...

gracias :) por el comentario pero gracias as todavia por los animos. Y felices fiestas para ti tambien.

Adi dijo...

"...Alegría, alegría, que llegó la Navidad, no quiero copas vacías que tenemos que brindar por nuestra felicidad y porque nuestros sueños se hagan realidad..."

Con todo mi cariño: Qué pases unas muy felices fiestas en compañía de tu familia y tus amigos y que el 2.007 te traiga todo lo bueno que yo le pido para mí y para los míos...

Besos con sabor a turrón de chocolate... :P