1 de agosto de 2007

¿SON COMO SON?

De un tiempo a esta parte me he estado fijando en muchas cosas, entre ellas comportamientos varios de personas, momentos estelares de la calle, momentos televisivos absurdos, y demás pornografía rara que corre por estos lugares.
Sin más un simple semáforo en el centro de Barcelona se convierte en un paso de ovejas perdidas empujándose unos a otros para llegar al otro lado de la calle... O ver como una chica que trabaja en un restaurante bar le echaba la bronca a un magrebí porque intentaba robarle su bicicleta, con rosas para vender incluida (que conste que no es un tema de racismo, hay de todo en este mundo, y los que roban siempre son ladrones). Visitas inesperadas de otros lugares, amigos que visitan otros lugares.
Este calor que asfixia y humedece todo tu cuerpo, vecinos que se tiran todo el día en la puerta de entrada de mi casa porque me imagino que no tendrán nada mejor que hacer, o vecinos que meten a dos perros de tamaño gigante en un piso de 40 metros cuadrados.
En fin, desde mi ventana se cuando hay colapso en la salida de Barcelona y cuando lo hay en la entrada, así que me rijo en los horarios donde menos trafico hay para circular con mi nueva bicicleta, que por cierto me costó 100 euros mas de lo que valía reparar la vieja que me regalaron.
El centro de Barcelona es una explosión de gente, multitudes de guiris en busca de aquello que no han visto o con la mirada perdida mientras sin darse cuenta le roban la cartera, maravillosa la táctica del mapa...
Discapacitados que quieren subir a un autobús que no está preparado para ellos, sin contar que el conductor no mueve un dedo de su volante ni su culo se mueve para nada del asiento... No importa yo le ayudo señor...
Entrar en un antro mega pijo, es la peor experiencia que he tenido estos días... con sus caras pintadas y billeteras nuevas repletas de esos famosos billetes de euros que solo unos pocos agraciados llegan a ver.
Nos gustaría interpretar estas cosas de otra manera, pero se hace difícil teniendo a un tal tomate y a un tal salsa roja o como quiera que se llame dando la lata diariamente para aquellas marujas sin nada que hacer y que por supuesto son capaces de matar por no dejar ver a su viciado marido un partido de fútbol del At. de Madrid por poner un ejemplo (de ahí los múltiples asesinatos de maridos cabreados con la mujer).
Por cierto, los documentales más interesantes los ponen cuando los niños están en el cole, están comiendo o están ya dormiditos, así que no se escapan de los Lunnis ni por supuesto de jugar a su vídeo-consola matando y destripando cabezas.
A veces voy por la calle y miro a los chavales de 15, 16 o 17 años y me pregunto si esa es la generación que llevará el país cuando yo sea un simple viejito. Quizás haya pasado la trentena y ya no entienda la nueva forma de diversión de estos niños y niñas que te dan un repaso a lo que videojuegos se refiere pero que no saben una del significado de la palabra cultura y que todo lo que les entra por un oído les sale por el otro.

ESTE ES UN EJEMPLO CLARO DE LO ABSURDO DE LA VIDA.

Que le vamos a hacer, si las cosas son como son y no como uno les gustaría que fuesen....
Pero no perdáis la fe, la vida sigue teniendo sentido según algunos....

P.D. Bueno en vista de que en los dos primeros comentarios han coincidido en preguntar sobre esta parte "y que por supuesto son capaces de matar por no dejar ver a su viciado marido un partido de fútbol del At. de Madrid por poner un ejemplo (de ahí los múltiples asesinatos de maridos cabreados con la mujer)." he de decir que no es una broma, si no una forma televisiva de que la violencia de genero existe por la incultura de las personas, en este caso hombres. Estoy al 1000x1000 en contra de la violencia de genero, y a favor de los derechos de la mujer, que sin demostrarlo tienen mucha más inteligencia que los hombres. Sirva por tanto ese trozo para argumentar lo absurdo de la existencia de ese tipo de actos que en mi pensamiento y en el casi todos debería desaparecer de una vez por todas.

Un saludo.
Mundoyas.

2 comentarios:

ana dijo...

Tal vez habría que ir mirando este mundo con otros ojos.
La realidad aplasta y vale más traspasarla y llegar hasta donde nadie puede ver.
Esa es la mejor manera de sobrevivir.
Lo de que la causa de que maridos maten a sus esposas porque no les dejan ver el futbul, espero que sea una broma de tu parte porque si no la que te matará sere yo.
En fin, que has hecho una cronica de lo cotidiano y como no puede faltar con un tono indignado, pero es que yo ya sere demasiado vieja para indignaciones o actuo o me dejo llevar por preteritos perfectos.
Un beso en esta mañana calurosa de verano

Äfrica dijo...

Sí, la vida ofrece espectáculos variados si te acomodas en la butaca de cualquier esquina.
Sonidos varios como BSO y el elenco de lo más surtido y variopinto.
Yo tengo 18 nada más y a veces tampoco entiendo a esos que dices que se saben de memoria los videojuegos y tal.
Y es que todos no somos como ellos...afortunadamente, creo.
Y coincido con Ana cuando pregunta sobre el marido asesino por el futbol...Cuando he leído la frase, mi interior también se ha revolucionado...y es que es un tema como para no hacer bromas...

Sé feliz!


Äfrica