15 de septiembre de 2008

EL PURGATORIO


En algún lugar del purgatorio....

-Hola disculpa...
-¿Si?
-Verás, acabo de llegar hasta aquí, no se ni como ni porqué... ¿podrías decirme donde estoy?
-Vaya, uno nuevo... estás en el purgatorio...
-¿El purga que?
-El Purgatorio...
-Pues no se como he llegado hasta aquí, bueno eso ya lo he dicho, en fin, como puedo llegar a España...
-Jajajaja.... Chico... como te llamas...
-Andrés...
-Andrés tengo una mala noticia para ti.
-¿A si? Cual.
-Andrés, estás muerto.
-Muerr... ¿muerto?
-Si, bien muerto.
-No entiendo nada, y si estoy muerto ¿que hago aquí?
-Pues verás, la gente que no se sabe si irá al cielo o al infierno se queda aquí hasta que deciden que hacer contigo, a este lugar se le llama el purgatorio.
-Además no recuerdo haber muerto, ni tan siquiera recuerdo como.
-Eso es lo de menos, lo que tienes que hacer es ir a la oficina de registros, eres como un objeto perdido. No preguntes más y ves, lo tienes a 10 minutos todo recto y ya verás el cartel.
-Está bien, Gracias...

En la oficina de registros...

-¿Es esto información?
-¿Que pone arriba?
-Información.
-Entonces es información... que deseas.
-Me acaban de decir que venga aquí, me han dicho que estoy muerto aunque yo lo único que quiero es irme a mi casa.
-¿Tu nombre?
-Andrés Caballero.
-A ver, Caballero, si aquí estas, no es ningún error, estás muerto.
-Vaya por Dios...
-No, Dios no acepta visitas privadas.
-¿No me puedes decir algo más?
-No
-Pero esto es Información ¿no?
-¿Que pone arriba?
-Información.
-Entonces si, es información... que deseas.
-Ya te lo he dicho...
-A si... que estás muerto... sube a la planta 2432 y busca la puerta 15987 a mano izquierda, sube por la escalera el ascensor no funciona y tu Purga-Asesor personal te atenderá.
-Dios!!!
-No. Dios no recibe visitas privadas...
- Vale Vale... Adiós.

2432 pisos después y pasadas 15987 puertas...

Toc..toc...
-Adelante.
-Hola.
-Adelante siéntate
-Antes de nada, por favor envíe nota para que arreglen el ascensor.
-Eso es en información, tienes que bajar abajo y...
-Bueno es igual, estoy muerto.
-Ya lo veo ¿y?
-Pues que me han dicho que suba aquí, menuda burocracia la del purgatorio.
-No será mejor que la Seguridad Social amigo.
-Ya, pero ahora estoy muerto, o eso dicen, yo solo quiero irme a mi casa.
-¿Tu nombre?
-Andr....
-Si aquí estás, Andrés Caballero. Bienvenido al purgatorio Andrés, soy tu Purga-asesor personal, toma mi tarjeta, si me llamas al Mobil y no contesto puede ser normal, tengo 10 millones de muertos a mi cargo.
-Vamos bien...
-Efectivamente Andrés, vamos muy bien en tu caso, hemos avanzado mucho, piensa que hay muertos que pueden pasarse la eternidad entera aquí sin saber su destino.
-Bueno, vayamos al grano, y ¿mi destino no es poder irme a mi casa?
-Los muertos no vuelven a casa a no ser que quieras ser un fantasma, lo cual significa quedarte eternamente en tu casa molestando a los vivos, para ello tienes que rellenar una solicitud de Fantasma, por suerte tengo una solicitud aquí.
-Dios!!!
-No chico, Dios no acepta visitas privadas.
-Si eso ya lo se, esta solicitud tiene 1000 páginas.
-Exactamente 1232 paginas amigo.
-Yo no soy tu amigo, yo quiero irme a casa.
-Efectivamente Andrés no soy tu amigo, soy tu purga-ase...
-Asesor personal ya lo se... ¿No me puedes decir algo más?
-Depende...
-¿Mi destino?
-Ahhh si tu destino, bueno parece ser que estas cerca del cielo, con un poco de suerte hasta conoces a Dios.
-¿Pero no es que no acepta visitas privadas?
-Exacto Andrés, era para animarte. Bueno parece que has sido bueno, bondadoso, y has ayudado a las abuelitas a cruzar los semaforos... estás de suerte, voy a darte el pase al cielo...
-¿Y allí que hay?
-Pues no lo se, tendrás que ir a la Oficina Celestial y preguntar en información.
-Está bien, acabemos con esto, donde firmo...
-Aquí, muy bien, toma tu pase, ahora cuando cruces la puerta ya estarás en el cielo.
-De acuerdo...

En el cielo y para no seguir dando el tostón Andrés tuvo que hacer cola en la Oficina Celestial durante 40 años 4 meses 5 días y 6 horas. Cuando le tocó su turno en Información preguntó como llegar hasta su casa, lo cual era imposible. Después de ver que en el cielo tampoco funcionaba el ascensor de la Oficina Celestial, se entrevistó con su asesor celestino, le dieron un DNI celestial y durante su eternidad allí nunca conoció a Dios, aunque algún ángel y santo si se cruzó en su camino.
Andrés nunca se volvió a preguntar como murió, le asignaron un piso celestial en el centro de la ciudad del Cielo con vistas al cielo y un empleo eterno de reponedor del Carrefour del cielo.

En fin, colorín colorado, este plastón burocrático se ha acabado.

Saludos.

P.d. Esta pequeña parodia sobre mi mismo y el cielo puede sonar un poco estrambótica y egocéntrica pero la muerte es algo que a lo largo del tiempo y de mi vida a pasado a ser un tema de burla personal, en el sentido único de mi persona, a lo demás mi mas sincero respeto.
Ya no tengo miedo... Estoy seguro que me encontraré algo así cuando decida morirme algún día o cuando el destino decida sacarme de este mundo de burocracias.

3 comentarios:

ninive dijo...

Killo,ascensores averiados,colas para el Carrefour,la burocrasia (y peor aún porque carecen de tiempo pueden abusar de ti eternamente)...
No será ese el infierno? Mira que el diablo es muy pillo y hace como en El golpe ;)
En todo caso me quedo con el pisito en el cielo con vistas al cielo!
Por lo demás,donde se está mejor que junto al Mediterráneo??
Tu corto es genial.
Un abrazo!

fenico dijo...

Hola Amigo!!.

No tengo mas que darte la razón, he estado demasiado desaparecido ultimamente... por no decir totalmente desaparecido.

Me ha gustado tu visita al purgatorio, ha sido un gran reencuentro con tu blog.

Nos leemos pronto y mucho :P.

Cuidate.

PD: La primera semana de octubre andare por bcn.

Anónimo dijo...

Te vi en -meim... gran comentario ¡¡
¿ Por cierto? De verdad no viste más que ángeles y santos .... pues vaya , para eso tanto con el cielo y cielo y más cielo . No voy.
Gloria
Andres , enseñame a dejarte los comen con mi nombre ,,, no puedo.