15 de junio de 2010

El mayor y más grande sueño jamás contado por un despertador...


Es cierto que el Mx50 Serie 200 tenía una potente alarma, también es cierto que sus números eran grandes, expresivos y fluorescentes en la noche. Estaba equipado con radio por si su música despertadora pudiese parecer molesta...

No es un reloj, es un despertador y espera cada mañana cumplir su sueño de sonar a la hora programada.

Recuerda el día que lo compraron, estaba en una caja metido entre dos ajustes de poliespan escuchando lo que afuera sucedía...

-Hola, necesito un despertador.
-Bien, a venido al sitio indicado, mire le muestro nuestra gama...
-No mire, creo que será más rápido si le digo mis preferencias, quiero un despertador con números digitales, grandes y que brillen en la noche, si tiene radio mucho mejor.

Si, el despertador se decía a si mismo que ese era el y que ya todos sus compañeros habían volado hacía un nuevo hogar con una misión importante.

-Le presento al Mx50 Serie 200...
-Vaya, justo lo que andaba buscando, lo compro...

La responsabilidad del Mx50 como la de cualquier despertador es más importante de lo que nadie pueda imaginarse, una responsabilidad que puede acabar con sus dígitos y piezas esparcidas por cualquier lado si se falla. Nunca debe permitir un despertador que una persona siga durmiendo después de la alarma o puede acarrear consecuencias desastrosas para el ser humano como perdida de empleo, perder a la mujer de su vida por llegar tarde a la cita o no llegar, la comida especial sin hacer por haberse quedado dormido o como diría cualquier humanoide "El despertador no ha sonado".

Ese sería el final de un Mx50 y de cualquier despertador que acabarían en la basura con toda seguridad acompañando una cascara de plátano.

Este Mx50 falló una vez, sonó hasta la saciedad, puso su alarma más estridente y desagradable pero el humanoide no se levantó. Despedido el humanoide, despedido su despertador, han pasado 2 años y no suena ni una sola mañana porque el humanoide no tiene que despertarse para ir a trabajar. Es injusto que te utilicen como reloj y no como despertador, para un despertador es sentirse degradado...

El mayor y más grande sueño del Mx50 Serie 200 es volver a sonar por las mañanas, recuerda con nostalgia sus días en la tienda en el que se sentía parte útil de gente que venia buscando sus servicios o los de sus compañeros despertadores.

En fin, la crisis nos afecta a todos... pero todos seguimos soñando aunque no nos dejen caminar...
Ya volverás a ser útil...

Saludo.
Mundoyas,.

4 comentarios:

adal dijo...

Hola Andres, busco un despertador para que las mañanas me despierten (ya que su labor es esa), también te puedo decir que soy del grupo que no tiene que ir a ningún sitio a esa hora, pero me busco la obligación de estar preparado todos los días.
saludos y un abrazo

Sandra dijo...

Cuánto he odiado los despertadores y cuánto los echo de menos ahora. Pero sí es cierto que siempre cumplieron su función, el mío me despertaba suavemente y aumentaba su sonido a medida que pasaba el tiempo y yo no lo apagaba. Si por casualidad, no pulsaba el botoncito, el despertador comprendía que necesitaba cinco minutillos más para descansar y esperaba paciente a volver a hacerlo.

Hoy, mi propio despertador soy yo, pero me gustaría que, muy pronto, deje de ser un simple reloj y cumpla su función.

Un saludo!

Grego dijo...

Somos cuatro con despertador dormido...

Como dice Adal, mantengámonos preparados por lo que pueda acontecer y hagamos sonar los dspertadores para avisarnos en otras tareas.

Lo hago sonar para no pasarme de tiempo con los videojuegos...

Salud y un super abrazo.

Sandra Texeira dijo...

así compré un nuevo despertador loque3 siempre voy a necesitar es media hroa más de sueño ;)