9 de enero de 2012

Welcome Mister Twelve

Después de pasar unos cuantos días de fastidio con mi pierna derecha (y los que me quedan por pasar), la inactividad obligada y todo el tiempo para pensar, dan también mucho de si, sobretodo a dotar tu vida de nuevos cambios o nuevas rutinas para sentirte mejor, esas en si, serán mis metas para el 2012, cambiar algunas pequeñas cosas de mi propia existencia para que a la larga se puedan quizás cambiar las grandes cosas y es que todo tiene su tiempo y su plazo. 

Tengo que conseguir ser constante no solo en las cosas que he de hacer por obligación, sino también en las cosas que me benefician a nivel de salud y estabilidad emocional. Porque se trata de eso, de hacer lo que esté en nuestra mano para sentirnos bien y no automutilarnos.

No es la primera vez, en realidad antes de hacerme daño en la rodilla ya llevaba un par de meses haciendo cambios, cambios para bien, cambios que se tienen que reflejar en la salud física y que por tanto ayudan a poder subsanar la parte mental. El día que mi di cuenta que nuestro cuerpo es un todo, fue el día que todo en mi vida cambió para bien. Empezando por las cosas más insignificantes y subiendo el nivel poco a poco en forma de retos.

Mi reto de este año era correr la cursa del Corte Inglés, de unos 10 kilómetros. Nunca he corrido una cursa por el estilo, lo más que he hecho es salir a hacer footing por temporadas. El reto era correrla, acabarla y a ser posible terminarla en menos de una hora. Está claro que era la primera de todas las carreras que se hacen durante el año en Barcelona y de las que tenía pensado correr todas  con nuevos retos en la mente.
No empecé mal, he dejado el tabaco, a la semana siguiente empecé a ordenar mis horarios de comida, a la semana siguiente lo que empezó a ordenarse fueron las comidas y la semana siguiente empecé a coger mi bicicleta a diario para coger fondo físico ya que llevaba una temporada sin hacer deporte y no era plan de hacerme daño. Estaba en la semana en la que ya iba a empezar con pequeñas rutinas de footing, pero...

Me he luxado la rodilla "después" (no mientras) de jugar al fútbol.

Así que ahora me toca dar unos pasos para atrás para  luego volver a dar pasos adelante y volver a ver en el horizonte correr esas carreras.
Ahora mi prioridad se ha convertido en recuperarme al 100 por 100 de mi lesión, he mantenido los horarios de comida, la comida sana, no fumar y he añadido madrugar por las mañanas para aprovechar el día. estos días de convalecencia he aprovechado para escribir más e incluso preparar cosas para componer un disco nuevo que es otro de los retos marcados para este año que ha empezado. Lo malo, que el objetivo de adelgazar unos 10 kilos se a complicado porque la inactividad me ha hecho poner 3 kilos y medio en un mes. 

Pero bueno, son males menores que luego se pueden subsanar con un poquito de esfuerzo, lo que cuenta es que soy positivo siempre y que aprendo de los errores y de las penurias que me pasan, a veces aprendo antes, a veces un poco después, pero siempre aprendo y sigo mi camino, es humano.

Saludos,
y cuidar vuestro cuerpo y mente, que no le deseo a nadie la molestia (y el dolor) de romperse un puñetero hueso de tu cuerpo. jejejeje... Que hayáis tenido una buena entrada de año.

Mundoyás




2 comentarios:

Kuahsar dijo...

Uff, vaya forma de empezar el año...

Pero bueno, ya sabes lo que hay que hacer, poco a poco seguro que te vas mejorando y vuelves a estar como antes.

Suerte y que te mejores :)

Carlos dijo...

Como cantaba Battiato el tiempo ondea la bandera blanca y se rinde ante tu determinación de vencerlo.

Y no solo lo has logrado con ese optimismo de los que se aprestan los reaños y se tira p´lante, sino que logras los que te leemos nos contagiemos de el :)

Endevant quillo! Un abrazo!