12 de abril de 2007

EL CAMINO



Hoy me volví a sentir solo,
como olvidado por los seres queridos,
hoy y ahora me siento solo,
ya no soy mas que una sombra,
un agujero que pronto partirá,
un viaje sin retorno...

Hoy ya no tengo recuerdos,
el ayer se borro de mi mente,
el mañana no me interesa,
porque no se donde estaré.

Quisiera volver atrás en el tiempo,
agradecido a los que me quisieron,
pero ya no quiero recordar sus nombres,
porque la única cara que reconozco es la de la soledad.

Un Saludo.
Andrés.

P.d. Este escrito va dedicado a alguien especial en mi vida durante mis 30 años, Magdalena Alonso, persona que me crió conjunto a mi madre, que me alimento y me enseño a ser mejor persona. Hoy no consiguió recordarme, tiene 90 años, pero yo si la recordaré siempre...

A veces me dan ganas de hacer el ultimo viaje... a un lugar donde no se sufra.

2 comentarios:

Conchi dijo...

Ella no te recuerda, pero ha dejado su semilla en ti, ¡qué mejor fruto!... Un beso para Magdalena y otro para ti, guapos los dos.

Äfrica dijo...

Mientras aguardamos el último viaje, viajemos a otros lugares, aprendamos cosas, conozcamos personas...a nosotros mismos.
Creo que ella te ha dejado muchas cosas, de esas que valen, de las que se quedan en el interior.
No estés triste. Piensa en su larga vida y en las cosas bellas que vivió.
Y tú, intenta vivir cosas bellas, para que lleves en el último viaje.

Preciosa entrada dedicada!

Besos!


Äfrica