5 de junio de 2007

LLORAR AL AIRE POR UN DIA....

Hace 8 meses, cogí una baja como muchos de vosotros sabéis. Mucho tiempo para un trabajador como yo que casi nunca a faltado a su deber de trabajar.
Me doy cuenta de que el tiempo a pasado, pero yo sigo igual, pocas cosas han cambiado desde octubre de 2006.
Mañana paso por segunda vez por el tribunal medico y se que no me van a dar más tiempo, es decir, me darán el alta.
¿quien no es capaz de salir de algo así en todos estos meses? Seguramente yo lo hubiese hecho...
Pero... y siempre hay peros y excusas, que según mi psicóloga del seguro no son validas, en estos 8 meses he vivido un asedio de tormentas. Tormentas que no me han dejado más opción que abandonarme a mi para ayudar a los demás. A sido mi obligación estar para la gente que quiero en sus momentos difíciles, pero una obligación hecha de corazón. No voy a explicar todo lo que ha ocurrido, pero si os diré que no ha sido fácil para mi algunas cosas que han pasado. Me siento bastante débil, porque he dado todo lo que tenia que dar, me siento satisfecho, pero ahora me falta el tiempo para mi. Ese tiempo que me debo a mi mismo a ayudarme a mi mismo a salir del abujero en el que me he metido. Sinceramente pienso que me he ganado todo lo que me ha ocurrido, yo tomé mis elecciones y aprendí a soportarlo todo desde muy niño, pero no sabía que me pasaría factura...
Así que mañana me darán esa dichosa alta y volveré al sitio donde la gota quiso colmar el vaso, y sinceramente no me siento capacitado para volver.
Pero siempre hay una chispa dentro de mi, que quizás tenemos todos, que por muy triste o mal que me sienta me hace seguir luchando y soportando las desfachateces que no solo a mi si a todos nos ocurren en la vida y que cada cual siente a su manera.
No os miento si os digo que esa chispa se a apagado en algún momento en estos 8 meses, y cuando la chispa no está solo se piensa que ya no hay más que hacer en esta vida, y que preferiblemente quisiera trasladarme a otra mejor, o eso espero el día que me toque.
Estoy temeroso, confundido, y solo... y hoy necesitaba no escribir al aire, si no llorar al aire, no ahogar mis penas en alcohol, si no llorar desconsoladamente abrazado a mi almohada.
Que visión mas negativa tengo de todo, y como hacer que eso cambie es un mundo por mucho que todos me digan, aconsejen, o expliquen como. Cada uno sabe como en algún momento, pero es cosa de cada uno...
A veces uno piensa en no hacer la locura de matarse, no lo veo un acto cobarde, sino como una elección más de la vida, pero que tiene muchas repercusiones no ya para ti que lo has escogido, sino para la gente y personas más cercanas, como familia, amigos, etc. Vivirían una tristeza eterna...
Hoy no hay cuento... lo siento por los que suelen venir a leerlo, pero como he dicho, hoy solo quiero llorar al aire.

Un Saludo.
Andrés

2 comentarios:

Äfrica dijo...

Bueno...una vez te dije que yo te entiendo perfectamente. Y es lo único que puedo hacer por ti, entenderte.
No has tenido suerte con eso de la baja. Debería haber sido productiva, ya sabes, con ayuda de la de verdad...En fin, seguridá sossiá, nasía pá matar.
SAbes? Todos esos sacrificios por la familia han valido la pena. Las personas estamos para ayudarnos. Las personas que nos queremos, y tú has hecho con el corazón lo que debías hacer para dar ese amor.
Espero que volver a la gota que colmó el vaso lo tomes de manera diferente. Piensa que es sólo la forma de ganarte el pan y punto.
Y si puedes, disfruta de la vida cómo puedas. Piensa mucho en ti y en lo que te hace feliz y olvidate un poco ahora de los demás.
Ya tendrás tiempo de disculparte por ello.
De mis poemas puedes hacer lo que quieras. A mi me encantaría que hicieras lo que quieras con ellos, fíjate! :D

Besos!


Äfrica

ana dijo...

Es bueno llorar al aire, y que el viento seque el alma... (y no veas el viento que hace por aqui ;))

¿Cómo va esa chispa?